Ruta senderismo: El Yelmo desde Canto Cochino



Tiempo: 5 horas (ruta circular)
Inicio y final: Parking de Canto Cochino (1030m)
Máxima altura: Peña del Yelmo (1717m)



Esta es una de las muchas variantes para subir a la peña del Yelmo. La ruta comienza en el aparcamiento de Canto Cochino, al que se llega por una carretera que sale desde Manzanares el Real. No conviene ir muy tarde los fines de semana, ya que hay control de acceso de vehículos y cuando se llenan los aparcamientos no se puede pasar.
Comenzamos la ruta descendiendo a la parte inferior del aparcamiento. A la izquierda encontramos una pasarela de madera que cruza el río Manzanares y que nos lleva a una casa forestal y al primer desvío.
El camino de la izquierda sube hasta el collado del Cabrón. Tomamos el de la derecha por el que llegamos a una pradera, y a una pasarela que cruza el arroyo de la Majadilla y nos deja en el segundo desvío: por la izquierda subimos al refugio Giner de los Ríos y al Tolmo; por la derecha bajamos hasta El Tranco; nosotros seguimos rectos, ascendiendo entre matorrales con las paredes de La Tortuga a nuestra derecha.
Tras una cómoda y larga subida, llegamos a una zona llana y amplia conocida como La Gran Cañada. Por la izquierda sube la senda de Las Carboneras directa a la Pradera del Yelmo. De frente vemos el collado de La Pedriza y Las Cerradillas, lugar hacia el que nos dirigiremos.
Con piedras a ambos lados vamos ascendiendo, dejando a la izquierda la piedra de Los Cinco Cestos.
Unos minutos más adelante, llegamos a una zona un poco más abierta y girando la vista a la izquierda vemos la curiosa piedra del Elefantito.
A partir de este punto, tenemos que seguir dirección este/nordeste, tratando de no perder ni ganar altura, hasta encontrarnos con una senda bien marcada. Es prácticamente imposible no encontrarla ya que más arriba o más abajo hay que cruzarse con ella. Es la senda Maeso. La tomamos hacia la izquierda (norte) y vamos siguiendo sus marcas amarillas y blancas hasta llegar a un collado.
Tras cruzar el collado, la senda continúa a la derecha llaneando. Hacia la izquierda vemos ya la peña del Yelmo, a la cual nos dirigimos entre matorrales hasta llegar a la pradera del Yelmo.
Desde la pradera, bordeamos la peña por la derecha hasta llegar a la cara norte y ascender por piedras hasta la chimenea que da acceso a la cima. A este punto regresaremos después para la vuelta.
Nos adentramos con precaución y paciencia en la chimenea y la atravesamos hasta el otro lado. Mejor hacerlo sin mochila.
Una vez al otro lado solo nos resta avanzar un poco hacia la derecha para ascender al vértice geodésico de El Yelmo (1717m) desde el cual contemplamos toda La Pedriza y la Cuerda Larga.

Bajamos de nuevo por la chimenea y volvemos hasta el punto en el que empezamos a subir por las piedras. Desde este punto vamos rodeando la peña para llegar a su cara oeste. Aquí, con el Yelmo a nuestra izquierda, encontramos El Hueco de las Hoces, por el cual descenderemos.
Siguiendo todo el tiempo el cauce del arroyo de Los Huertos, e intentando buscar el sitio más cómodo, perderemos altura entre piedras primero, y entre piedras y árboles después.
Tras la trabajosa bajada, llegamos a un claro a los pies de Peña Sirio. Aquí encontramos ya una cómoda senda que nos lleva al camino que baja desde el refugio Giner de los Ríos. Bajamos un poco hacia la izquierda y llegamos al segundo desvío que tomamos al principio de la jornada. Solo nos resta cruzar de nuevo por las pasarelas el arroyo de la Majadilla y el río Manzanares para estar de vuelta en Canto Cochino.